La participación financiera de los miembros y simpatizantes de la Iglesia es esencial para que podamos atender a los compromisos como entidad de fe y servicio.

Las ofrendas son una respuesta al amor y a la fidelidad que Dios nos dedica cada día. Si desea expresar vuestra gratitud, así como, practicar la generosidad, puede escoger uno los proyectos que tenemos en marcha. Vuestra contribución será bienvenida.

Las donaciones son parte de nuestro compromiso personal con Dios, principalmente cuando eres miembro de una congregación cristiana.

En la Iglesia Evangélica de Puerto Real todos participan contribuyendo conforme sus posibilidades para proveer a la realización de la obra en esta comunidad. No hay una regla estipulada para las ofrendas, no obstante para todos los miembros es un privilegio poder dar.

John Wesley, fundador del Metodismo, dejó un valioso consejo:

  • Ganar, con trabajo honesto, lo máximo posible
  • Economizar lo máximo posible
  • Dar lo máximo posible

“Dad a Jehová la honra debida a su nombre;
traed ofrendas, y venid a sus atrios” Salmo 96:8