El pasado 04 de Noviembre de 2017 estuvimos reunidos por la mañana en la conferencia sobre los Pilares del Cristiano basado en las 5 Solas. Dentro de las conmemoraciones del 500 Aniversario de la Reforma Protestante la Iglesia de Puerto Real se suma para presentar esta propuesta a la comunidad en la Provincia de Cádiz y alrededores.

La ponencia estuvo a cargo del hermano y Pastor José Rodríguez Yens, pastor jubilado de la Iglesia Evangélica Tarsis de Sanlúcar de Barrameda (FIEIDE).

Las Cinco Solas (latín, solo o solamente) surgieron durante la Reforma Protestante y resumen las creencias teológicas básicas de los reformadores que entraban en contraposición con la doctrina católica.

Las Cinco Solas expresaban cinco creencias fundamentales, que los reformadores entendían como pilares esenciales para la vida y práctica cristianas. Son ellas:

  1. Sola Scriptura – Solo la Escritura (La Biblia es el único estándar de Fe y Práctica)
  2. Sola Fide – Solo por Fe (Justificación solo por la Fe)
  3. Sola Gratia – Solo por Gracia (La salvación es solo por la Gracia de Dios)
  4. Solus Christus o Sola Christo – Solo por Cristo (Solamente por medio de la obra de Cristo hay salvación)
  5. Soli Deo Gloria – Solo a Dios la Gloria (Solamente se le debe dar la Gloria a Dios en la Salvación de los pecadores)

El Pastor José Rodríguez utilizó la imagen del Tabernáculo, juntamente con sus elementos – la mesa de los panes, el candelabro y el altar del incienso – como los pilares que necesita el cristiano en su nueva vida con Cristo.

Los judíos tenían un solo santuario porque tienen un solo Dios. Todo esta interconectado, de la misma manera que las cinco solas.

Al entrar en el tabernáculo los judíos tenían que ofrecer un sacrificio como ofrenda por sus pecados en el altar del sacrificio que estaba justo en la entrada del tabernáculo. Hoy en día, de una manera simbólica, también hemos de matar al Cordero en el altar del sacrificio; Cristo murió en la cruz por nuestro pecados, de cierta manera nosotros le matamos para poder tener nuestros pecados perdonados delante de Dios.

La mesa para el pan de la proposición simboliza la promesa de Dios del alimento continuo, pero conforme su Palabra – Salmo 23:2, 1 Pe. 2:2, 1 Co. 3:2 – hablamos de un alimento espiritual que nos nutre y nos llena de Su conocimiento y sabiduría. El pan representa el sacrificio expiatorio de Cristo.

El candelabro simboliza a Cristo que es la luz del mundo. Está hecho de una sola pieza de oro, labrado a martillo. Nosotros cuando recibimos a Jesús en nuestras vidas debemos reflejar la luz de Cristo (Mt. 5:14). Dios nos hizo a su imagen y semejanza y no podemos ocultarnos de Él, aunque le demos la espalda y busquemos las tinieblas.

El altar del incienso esta hecho con madera de acacia y sus cuatro esquinas tenían un cuerno de una sola pieza. La parte superior, los costados y los cuernos estaban recubiertos de oro con una corona en el borde. Aarón, el sumo sacerdote, quemaba incienso en él todas las mañanas y todas las tardes. El altar representa la humanidad y la divinidad de Cristo. En el altar del incienso nos dirigimos en oración, tal como nos dirigimos hoy en día a Cristo como olor fragante.

Podrá escuchar la conferencia aquí.

Estoy de acuerdo
Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.